La metodología más innovadora

Alimenta las competencias creativas, técnicas y emocionales del alumnado

bMaker se basa en la filosofía STEAM y combina diferentes metodologías con las que aprenden de forma práctica, significativa y motivadora.

Aprendizaje basado en proyectos

Los proyectos parten de un desafío abierto sin una solución única: cada equipo debe resolverlos en base a sus intereses e inquietudes y aplicando sus conocimientos. Los alumnos y alumnas tienen un papel activo en su aprendizaje y progresivamente desarrollan habilidades clave como el pensamiento crítico, la comunicación o la resolución de problemas.
¿Cómo trabajamos esta metodología en bMaker?

Pregunta, planteamiento o reto

Investigación

Procesamiento de la información

Puesta en común

Resolución del reto

Informe del proceso y producto final

Difusión

Evaluación

Aprendizaje cooperativo

Trabajan en pequeños equipos con un objetivo común, roles diferenciados para cada miembro y donde cada uno solo alcanza sus objetivos si los demás también lo logran. Este enfoque aumenta su motivación e implicación y les enseña la importancia de la colaboración, la responsabilidad y el esfuerzo.

Design Thinking

Esta metodología pone el acento en el conocimiento sobre el usuario y la importancia de los equipos multidisciplinares para desarrollar un producto o solución. Al crear sus inventos, los alumnos y alumnas deben anticiparse a las necesidades de los potenciales usuarios y a las posibles dificultades. Este enfoque fomenta competencias como la curiosidad y la empatía.
bMaker trabaja el Design Thinking a partir de cuatro tipos de actividades:

Investiga

Idea

Construye

Testea

Gamificación

La gamificación lleva las dinámicas del juego al aprendizaje y lo convierte en una experiencia positiva y divertida que aumenta su motivación y afán de superación.